Mirador del Carmel

Lo llaman Turó de la Rovira, Bunker o Mirador del Carmel ... pero en todos los casos, los nombres indican un lugar especial. 

Se trata de uno de los puntos más altos de Barcelona, que tiene una historia increíble que contar: empieza con la Guerra Civil Española y continúa con aquella de todos los jóvenes que cada noche disfrutan desde arriba de una espectacular vista de la ciudad. 

Mirador del Carmel
Mirador del Carmel

El Mirador del Carmel ayer y hoy 

De hecho, se trata de verdaderos búnkers que se construyeron durante la Guerra Civil Española y utilizados como batería antiaérea. Este espacio fue restaurado en el 2010 y durante los trabajos se encontraron los palos con los que se montaron las tiendas de los militares (¡pensad en el frío que tuvieron que sufrir en invierno!). Tras la guerra, el lugar se convirtió en un barrio muy pobre, conocido como "de los cañones", que en un tiempo se recalificó gracias a la versión española de la película "Tengo ganas de ti", rodado en parte en el Turó de la Rovira, que en España obtuvo un enorme éxito. Hoy son muchos los que conocen el  Mirador del Carmel, especialmente quien se trasladó a  vivir a Barcelona: es un espacio concurrido por jóvenes, parejas y también algunos turistas (especialmente el domingo por la tarde, para disfrutar la vista hasta el atardecer). La noche normalmente está animada por jóvenes que han acabado el curso, están de vacaciones y esperan "ir de fiesta" por alguna de las  discotecas de Barcelona: se encuentran, por lo tanto, en los Bunkers entorno a la hora de la cena para tomar una cerveza en compañía o hacer el clásico o botellón.

Posición de los Bunkers del Carmel y cómo llegar 

El Turó de la Rovira se encuentra en el distrito Horta-Guinardó (barrio El Carmel). Si eres deportivo y te gustan los largos paseos con premio final (por premio se entiende la vista espectacular de la ciudad de Barcelona) puedes dirigirte a los Bunkers del Carmel a pie. saliendo por ejemplo desde el barrio de Vila de Gràcia. Será un largo recorrido, seguramente agotador, pero claramente gratificante una vez llegado a la cima (tiempo de recorrido cuesta arriba: alrededor de una hora). Como alternativa, se puede coger el cómodo bus V17 que tiene parada, por ejemplo, en la Plaza de la Trilla (cerca de la Plaza de la Vila de Gràcia), o también, la línea del bus 114, que se para en la Travesera de Gràcia que prosigue hacia el noreste.

Mirador del Carmel por la noche
Mirador del Carmel de noche

Consejos útiles si se va al Mirador del Carmel 

No esperes encontrarte bares en la cima del Mirador del Carmel, se trata de hecho de un lugar aislado de la ciudad (no obstante es siempre más conocido y concurrido) y afortunadamente, sin haber sido absorbido por la comercialización de los lugares más turísticos. No encontrarás nada más a parte de los largos muros y escalones en los que sentarte y disfrutar del panorama. Un consejo es el de hacer una "mini compra" en uno de los supermercados que encontrarás en el camino, o si te mueves con el transporte público, uno cercano a la parada del bus. Por ejemplo, podéis ir a  "un paki" (en el vocabulario urbano se refiere a uno de las mini tiendas de pakistaníes que permanecen abiertas hasta tarde) te garantizará encontrar cervezas frescas, pudiendo cogerlas directamente en el frigorífico, patatillas, y otras cosas para picar. Una última, valiosa sugerencia: viste pantalones (o pantalones cortos) y sobre todo, calzado cómodo, porque el último tramo de la subida, hay que hacerlo necesariamente a pie y es bastante empinado. También, si se va en la estación cálida, lleva contigo una bufanda o un chal para protegerte del aire (en invierno, mejor una chaqueta o una cazadora) ¡porque allí arriba tira el viento! Para finalizar, debes saber que el atardecer desde el  Turó de la Rovira es precioso, pero por la noche, con la Torre Agbar iluminada, todavía mejor... recuerda sin embargo que a medianoche se apaga ;)

 
Show comment form