Teatro Liceu

El Teatre Liceu es una de las atracciones que parten desde Rambla de Barcelona, ubicado justo desde la salida de parada Liceu del metro  verde L3. Se trata de un teatro dedicado a la ópera, que nace como lugar de formación para jóvenes estudiantes apasionados de la música y…

que aún hoy en día sigue reuniendo a cientos de apasionados que viven el clima cultural encendido de la ciudad.

El Teatre Liceu

Historia del Teatre Liceu

el Teatre Liceu de Barcelona se construyó entre el 1845 y el 1847, pero su historia tiene origen en años anteriores. De hecho, la organización se fundó en el 1837 para promover la educación musical (de aquí el nombre “liceo”) y organizar representaciones de obras realizadas por los estudiantes del teatro. Como lugar destinado a las actuaciones, se construyó un pequeño teatro en un convento de la Rambla, pero que posteriormente, por voluntad de un grupo de monjas que revindicaban la propiedad del convento y por falta de espacio, el teatro tuvo que realizar la última actuación el 8 de septiembre del 1844. El director del Liceu encargó así al empresario Joaquim de Gispert d'Anglí proyectar la construcción del nuevo edificio, que a diferencia de la mayor parte de los teatros europeos, se financió sólo por particulares y no por la realeza. Es por este motivo que hoy en el Teatre Liceu no existe ningún espacio destinado a la familia real. En cambio de las cuotas puestas en el proyecto, algunos nobles pidieron espacio en el edificio para colocar tiendas y un círculo privado llamado "Círculo del Liceo". El Teatre Liceu fue construido por el arquitecto Miquel Garriga i Roca e inaugurado el 1 de abril de 1847.

Hasta el 1861 todo fue bien: las obras representadas en el teatro fueron las obras de arte italianas de Bellini, Rossini, Donizetti, Verdi y Mercadante, además de muchos artistas españoles y catalanes.

En 1861 el teatro sufrió los daños de un grave incendio y fue reconstruido por el arquitecto Josep Oriol Mestres; dos años después, justo durante el Guglielmo Tell de Rossini, se lanzaron dos bombas por parte del anárquico Santiago Salvador: sólo una explotó y provocó la muerte de una veintena de personas. El episodio sacudió a la ciudad, tanto que por muchos años, los lugares reservados para las víctimas no se ocuparon, tras la reapertura del teatro en 1864.

El 1900 fue próspero para el teatro, que acogió compañías teatrales de óperas y ballets famosos en todo el mundo. Posteriormente, llegó un periodo de inestabilidad, debido a la Guerra Civil Española (de la que se habla en el Museo d'Història de Catalunya), pero desde el 1940 hasta el 1980 volvió otra vez a su antiguo esplendor, gracias a la ópera alemana..

En 1980, el gobierno de Cataluña creó un consorcio para el teatro y destinado a su administración, que mejoró la calidad y elevó los estándares de participación artística, volviéndolo uno de los más prestigiosos de Europa. El 31 de enero de 1994, el edificio sufrió un nuevo incendio, por causa de un incidente técnico, y hasta la reapertura (que se produjo en el 1999) las exhibiciones se trasladaron al Palau Sant Jordi, al Palau de la Música Catalana y al Teatre Victoria.

Visita el Teatre Liceu hoy

Hoy, la programación del teatro incluye óperas, conciertos y espectáculos para toda la familia y en el calendario las fechas están repartidas tanto durante el fin de semana como por la semana. El precio de la entrada oscila entre los 10 y los 350 euros, según la zona y el tipo de espectáculo. Además, es posible visitar el teatro y admirar así el maravilloso vestíbulo histórico, la sala de los conciertos, el salón de los espejos y el llamado Foyer.

¡Descubre en detalle las entradas del Teatro Liceu y reserva directamente desde esta página!

Lo que los viajeros opinan sobre el Teatre Liceu

Aquellos que han ya tenido la oportunidad de visitar este impresionante lugar cultural, han quedado gratamente sorprendidos por varios aspectos. En párticular, los viajeros han valorado la cálidad de las visitas guíadas organizadas al interior del teatro: empiezan desde la famosa sala histórica para luego pasar a la sala de concierto y a la muy famosa sala de los espejos y finalizar en el vestíbulo. Hay quienes han valorado mucho descubrir con el guía privado las bellezas escondidas en el teatro, antes que nada el Liceu Private Club, para uso exclusivo masculino. Se trata de hecho de un lugar sorprendente en cuanto a la organización de los espacios (bar, sala de fumadores, ascensor, sala de juego) y aún más fascinante gracias al original ciclo de pinturas de Ramon Casas que adorna la sala de fumadores. Otros visitantes se mostraron felices por la ya mencionada sala de espejos en el interior del teatro, lleno de decoraciones de estilo modernista iluminadas como obras de arte. Aquellos que en cambio han participado a un espectaculo han apreciado la elegancia de los internos, la buena visibilidad hecha por los puestos inclinados, la riqueza del buffet de la zona de refrescos. ¿No le apetece vivir una experiencia inolvidable como esta? Contáctenos, podremos responder todas sus preguntas y encontrar la mejor solución para sus necesidades específicas.

Recursos:

 
Show comment form



Barcellona.shop

Copyright © 2013-2020. Barcellona.shop pertenece a Tourleader.net. Todos los derechos reservados.