Alquiler de coches en Barcelona

Son muchos los turistas que eligen alquilar un coche para moverse en completa autonomía por la ciudad de Barcelona, especialmente si no se aprecia viajar en metro o si se prefiere conducir personalmente un medio y no dejarse conducir por un taxi.

Esta elección es óptima para grupos de amigos que quieran hacer salidas fuera de la ciudad o llegar rápidamente a Barcelona desde el aeropuerto.

Alquilar un coche en Barcelona
Alquilar un coche en Barcelona

Dónde alquilar un coche en Barcelona

Se puede alquilar un coche directamente en el aeropuerto, o en las principales estaciones de tren de la ciudad. Por ejemplo, una estación rica en puntos de alquiler de coches es Sants Estació, con servicios tanto en los alrededores de la estación como en su interior. Cuando se reserva un coche online es necesario leer con atención las indicaciones respecto a la dirección a la que dirigirse para formalizar el alquiler y el retiro del medio, para evitar moverse sin sentido y perder tiempo inútilmente.

Compañías de alquiler de coches en Barcelona

Barcelona es rica en compañías internacionales de alquiler de coches, entre las que destacan Europcar (de color verde), Hertz (di color amarillo y negro) y Avis (blanco y rojo). Los precios de estas compañías son competitivos entre ellos y el consejo es el de elegir aquella con la oficina más cercana al hotel o a un punto de interés.

Qué hay que saber sobre el alquiler

Además del hecho de que, cuando se elige alquilar un coche en Barcelona , es importante tener en mente que la estación de alquiler de la que se retirará el automóvil tendrá que ser la misma a la que se devolverá, hay más información útil que es bueno conocer al respecto.

Requisitos para alquilar un coche

Normalmente para alquilar un coche en Barcelona, es necesario tener un mínimo de 21 años de edad, aunque algunas empresas, como Hertz han bajado la edad mínima, aplicando un "suplemento jóvenes" a aquellos cuya edad se sitúe entre los 19 y los 24 años. El segundo requisito imprescindible es el de poseer una tarjeta de crédito. En el caso en el que se elija asegurarse el mismo viaje, es importante que el conductor tenga suficiente disponibilidad en la tarjeta para retener la cantidad total del seguro, que se devolverá en el momento de la entrega del vehículo. Solamente la persona que se registre como conductor podrá conducir el automóvil alquilado , en caso contrario, será necesario pagar un suplemento para el registro de un segundo conductor.

Tipos de alquiler

Existen de hecho, dos tipos diferentes de alquiler: aquel que conlleva un seguro a todo riesgo, que cubre al conductor en cualquier daño causado por él mismo o por culpa de terceros, o aquellas menos cara pero más arriesgada, que no asegura al arrendador por accidentes o problemas causados por él mismo. El alquiler de coche puede ser además diario, semanal, mensual, para un breve período o para uno largo. Se puede también elegir entre entregar el coche con depósito lleno, ocupándose personalmente de reponerlo, o si pagar lo consumido en el momento de la entrega del vehículo.

Usar Navegador en el coche de alquiler
Usar Navegador en el coche de alquiler
Curiosidades sobre el alquiler de coches

Muchas compañías de alquiler de vehículos se han adecuado a las exigencias de un turismo internacional y, para mejorar la comodidad del servicio ofrecido, hoy disponen de numerosos medios que se conducen con el cambio automático. Para los conductores acostumbrados al cambio manual de las marchas, se recomienda efectuar una petición específica en el momento de la reserva. Además, no nos podemos dejar engañar por la fotografía del 'coche que aparecerá en la página de la reserva del medio, a través de la reserva online: a menudo se trata de una indicación sobre la clase de vehículo elegido, pero se descubrirá qué coche se entregará sólo una vez llegados a la ventanilla (podría suceder que se reciba un coche de una clase superior, pero nunca de una inferior). Un último consejo: es importante prestar mucha atención a la conducción en una ciudad como Barcelona. Las calles de la ciudad son de hecho, para la mayoría en sentido único y el carril derecho está reservado a taxis; se puede utilizar sólo para girar a la derecha. Atención también a los semáforos: a menudo antes de los pasos de cebra, es necesario detenerse en los semáforos en rojo, aunque se acabe de cruzar en verde el semáforo anterior.

 
Show comment form